Google+ Badge

lunes, 10 de marzo de 2014

La Distancia sin Rumbo

Solo que se, que no puedo opinar fácilmente sobre el rumbo de la vida, es tan incierto, aveces quisiera tener un don para poder saber como manejar ciertas situaciones antes de que pasen, pero lamentablemente no tengo tal don, inclusive, pensando un poco acerca del destino, me encuentro con la gran satisfacción de saber que mi presente es casi perfecto, y no por su forma de escribirse y expresarse, sino porque a pesar de las dificultades y los desencantos (que suceden a menudo), pienso que las cosas toman un rumbo bueno, algo deseable y acordado.

Mas sin embargo, soy un constante soñador, y de corazón, no me gusta olvidar, soy muy amante del recuerdo por que pienso que es el alimento del alma, cada mirada, cada momento, cada palabra, es para recordar, porque muchas personas se van y no regresan jamás, otras están ahí, pero no aportan y otras van y vienen siempre dejando una sonrisa o llanto en su caminar.

Mi vida va y viene, cada día es una montaña rusa donde ni yo mismo alcanzo a ver las curvas, un día estoy y al otro día desaparecí sin dejar rastro, indolente, así soy, pero siempre guardando cada momento en lo mas profundo del corazón, me considero un viajero, presencia efímera, solo estoy para siempre con personas puras, con esas que a veces dejan de ser como yo.

Pero no es fácil, a veces los apegos son un arma de doble filo, también me cuenta aceptar las despedidas, y como no llorar, se extrañar, se que se siente, se como se vive y se lo mucho que el vacío puede afectar a alguien, nadie mas que yo para entender las desgracias de la distancia y las ganas infinitas de poder tocar lo que se añora, por que el mundo es un pañuelo, pero con millas de distancia de punta a punta, eso, cuando se quiere de verdad, pero seré un cobarde mas y dejare que no importe, que mas da, ¿a ti te importa?