Google+ Badge

sábado, 8 de marzo de 2014

¿QUE RECUERDAS DE LAS NUBES?

Es un buen día, muy común, muy real, muy soleado, un día igual a cualquier otro, pero hoy lo quiero hacer diferente, salí de mi encierro, de la oscuridad, de aquella cueva en donde paso la mayor parte de mis horas inundado de pensamientos, para explorar un mundo conocido pero que a la vez es diferente, ahora, estoy aquí en medio de un campo mirando hacia el cielo y pensando en que escribir, no es fácil pero, este mundo es tan perfecto que no hay nada que pensar, mientras miro el cielo, observo el rápido movimiento de las nubes, el cielo color azul, un claro azul, aun no entiendo como ha pasado tanto tiempo sin haberle dado reconocimiento la belleza de tal azul perfecto y único, las nubes son un gran regalo de Dios para ejercitar la imaginación, no recuerdo la ultima vez que mentalmente asocie una figura conocida con la forma de un nube, pero bueno es bueno volver a ser niño , volver a imaginar y pensar en las cosas simples que alguna vez dieron sentido a mi existencia.

Son muy pocas nubes, pero veo un rostro enojado, tal vez debe ser lo mas real que pueda asociar la figura de una nube, por primera vez veo que el universo es tan perfecto que ni siquiera las nubes mienten, la realidad esta expuesta en cada rincón del planeta, el mundo esta enojado y las nubes lo saben, yo lo se y todos lo sabemos, pero eso no es algo novedoso.

Intentemos de nuevo, puedo ver una gran maleta, un Labrador y un auto, y muchas cosas representativas de mi pasado, mi mente trabaja rápido cuando veo las nubes moverse, aunque no haya hecho este ejercicio en años, no es difícil para mi entender lo que mi mente sabe y refleja rápidamente, hay cosas que guarda el corazón, muy en el fondo, esos sentimientos encontrados, efímeros y a veces vacíos, así como las personas, efímeras, eternizadas en el recuerdo de alguien que muchas veces quisiera olvidarse, pero allí están, con un gran candado, así también esta la memoria y la conciencia, acumulando momentos que son inolvidables por más malos o buenos que puedan parecer, son como un árbol que deja caer sus hojas en los días de otoño pero volverán a salir a brotar de cada rama algún día, y así es todo, un ciclo repetitivo, solo que los humanos contamos con el beneficio de poder ignorar.

Pero en la vida todo pasa y el día también, el viento sopla bastante fuerte y comienza a refrescar un poco el día, es hora de cambiar de lugar, de cambiar de momento así como cambian las horas, soy un humano que desecho el tiempo como basura, así como todos, sin saberlo, somos cambiantes, y hacemos daño, cambiamos de sentimientos como cambiamos nuestra ropa, dejamos de lado lo que nos interesó por un instante, lo que nos entretuvo, personas como cosas, así funciona, pero es solo un pensamiento, es solo lo que escribo y creo que se relaciona con algo que vivo en este momento, el cielo y las nubes me hacen pensar en la realidad de los detalles, de las cosas pequeñas que pasamos por alto pero que tiene mucho que contarnos y nosotros tenemos mucho para identificarnos, el sol se va, y regreso a mi lugar a recordar en silencio en la oscuridad