Google+ Badge

martes, 17 de junio de 2014

La felicidad como Reloj de la Vida.

A veces sueño con algo que no logro entender, pero es muy claro en todo sentido, a veces sueño con la felicidad, es bastante complejo definir un sentimiento como ese, porque, hablar de felicidad es brindar una descripción hipócrita, ya que no hay nadie en el mundo con la capacidad experimental suficiente de afirmar que es realmente feliz y que se conserva en ese mismo estado.

La felicidad es un sentimiento efímero, (bastante efímero), muy limitado y difícil de alcanzar, es inestable pero necesario, yendo a un ámbito mas personal, me causa  infinita curiosidad ese sentimiento, porque siendo honesto, no se que se siente ser realmente  feliz.

La concepción de felicidad inicia con  la comprensión de la vida misma, muchas personas imaginan la vida como un camino, otros como un árbol, otros como un circulo, bueno todas las formas de metaforizarla son correctas desde la  perspectiva de cada ser, pero yo, por mi parte, imagino a la vida como un enorme reloj, un reloj infinito, donde lo mas valioso es el tiempo, cada minuto y segundo representa momentos, razones, hechos, ubicaciones, y oportunidades, cotidianas, extranormales, pero es eso, el tiempo,la unidad de medida de la vida.

El tiempo determina el valor de la felicidad, nos da ese momento, donde llegamos a la euforia, pero, como es una unidad de tiempo, la euforia es temporal, así como, las buenas "rachas", los disturbios, los amores y mas importante aun, la vida. 

Ser feliz es aprovechar cada instante en la situación que se presente, pero, la humanidad no esta diseñada social ni psicológicamente para apreciar el tiempo, estamos programados para medirlo, mas no para vivirlo.

La hora de llorar, de reír, de soñar, de volar, de descubrir, la hora llegara exactamente cuando aprendamos a vivir los momentos, la hora de vivir, llegara cuando entendamos que la felicidad se la proporciona uno mismo en cada instante del reloj, para que cuando llegue el último minuto, podamos comprender que la vida, hasta el último segundo nos dio felicidad, y así cuando nuestra hora termine y vuelva a comenzar (reloj infinito), estemos tranquilos y simplemente volver a vivir.